domingo, 27 de noviembre de 2016

Acomplejados

Pues ya pasó el Black Friday, o Black Fraude como lo llamo yo. Ya saben, esa costumbre estadounidense que marca el inicio de la temporada navideña con grandes descuentos por parte de las grandes superficies y tiendas minoristas. Gracias a las nuevas tecnologías, se ha extendido rápidamente por el resto de países. Hay quienes aseguran que el origen del término indica la fecha en la que los grandes almacenes cambiaban el color de sus cuentas. Pasaban del rojo al negro gracias al superávit... La dupla se complementa con el Cyber Monday para persuadir al populacho de que compre por internet. Ambas mueven cifras mareantes. Los estadounidenses llegaron a gastar 60 000 millones de dólares.
En nuestro país, se calcula que cada español se gastó una media de 145 €. La mayoría de ese dinero en ropa y en productos de electrónica. Es una moda muy actual, apenas lleva 5 años en España. Pero ha venido para quedarse. Como ya pasó con Halloween, con el mannequin challenge, con los runners, con los selfies... Como todo lo que procede allende los mares. Tiene algo irresistible. No nos negamos a ello. Lo asumimos como borregos. No me sorprendería que el año que viene celebráramos el Día de Acción de Gracias. Vayan comprando pavo... 

No insinúo que todo lo foráneo sea malo. Solo una mente cerril podría pensar así. Quizá nos falte algo de criterioEs lo que tiene vivir en un país acomplejado como España. Un país que renuncia a su rica historia porque nos avergonzamos de nosotros mismos. Estoy convencido de que si los ingleses hubiesen descubierto América, hoy viviríamos en el año 524 de la era moderna. Todo lo que recuerda a España tiene el adjetivo de casposo. Somos un país empeñado en enfrentarse consigo mismo. En el que eres de izquierdas o de derechas. Monárquico o Republicano. Del Madrid o del Barça... Por supuesto, con todos los clichés asociados. Donde el otro siempre será su enemigo. Somos especialistas en la ruindad. Incapaces de construir. Nuestro único objetivo es destruir al rival, al oponente. Ninguno quiere cooperar con el otro. Intentar construir un país en el que sus habitantes estén orgullosos de serlo y donde se eliminen las injusticias. Sin necesidad de copiar todas las tonterías que se les ocurra a los yanquis para adquirir una identidad.

Piensen.
Sean buenos.

Hoy la musa musical doña @BeatrizBagatela nos regala Supersoaker. Con un ritmo musical ligero, como la ligereza con la que nos implantan las cosas. No todo lo estadounidense es malo. Ellos nos regalaron el rocanrol. Con todos ustedes: ¡Kings of Leon!
https://www.youtube.com/watch?v=izzY55ACUQo




2 comentarios:

  1. Hola Diego he leído tu blog , de acuerdo en varias cosas sobre todo lo referente a las costumbres que importamos me gustan más las nuestras , no compre nada el viernes negro como no compro en Internet porque me gusta ir de tiendas ,tampoco creo que celebre el día de accion de gracias no me gusta el pavo y prefiero los productos de mi tierra .gracias por la música y buenas noches

    ResponderEliminar