domingo, 4 de mayo de 2014

El fraude de la ITV

Ana tiene que pasar la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) su coche, y sabe a ciencia cierta que no lo va a conseguir. Su coche está muy viejo y presenta múltiples y graves fallos. Está preocupada porque necesita el coche para llevar a los niños al colegio y no tiene dinero para arreglarlo. Su amiga Estefanía tenía un problema semejante y le cuenta que su marido llevó el coche a un pueblo cercano, donde el nivel de la inspección es ridículo, y superó sin problemas la inspección, aún con varias deficiencias graves. Por su parte, Marta, otra amiga, asegura que ella deja su coche en un taller de su barrio y que el propio mecánico se lo pasa. Aunque el coche esté en un estado calamitoso, consigue una inspección positiva, puesto que el mecánico es amigo de los propietarios de la ITV.

Todos nosotros hemos oído situaciones semejantes a estas. Sabemos que existen y son bastante frecuentes. Más incluso de lo que creemos. Con la crisis, hay muchas personas que necesitan el coche y que no pueden hacer frente al pago del taller y así poder pasar la ITV. Para obtener el visto bueno de las inspecciones se recurre a la picaresca (aunque a mí me gusta más llamarlo desvergüenza). Por esta razón, hay miles de coches circulando por nuestras carreteras que son auténticas bombas de relojería.

Ese es el problema. Las ITV necesitan clientes, y saben que si son muy estrictos en las inspecciones, los conductores optarán por acudir a otras estaciones donde la inspección sea más "relajada", e incluso más barata, puesto que no hay un precio estipulado para toda España —no olvidemos que cada Comunidad Autónoma tiene sus propios precios—. ¿Qué conseguimos con esto? Sencillo. Poner en peligro nuestras vidas y las de los demás, mientras algunos se enriquecen vilmente. Y lo peor, es que lo hacen con la aquiescencia de los mandamases. ¿Nadie va a hacer nada para detener esto?

Piensen.
Sean buenos.

La canción regalo de hoy es "The first time" de su disco "Zooropa". Es una maravillosa canción. Les dejo la versión del directo de la gira Vertigo. Seguro que mi buen amigo Andrés B. agradece el detalle. Disfruten. Es U2.




3 comentarios:

  1. Cuanta razón Diegvs! Yo que, por mi trabajo, paso mucho tiempo conduciendo, estoy cansada de ver accidentes y coches averiados en la cuneta. Y a que no adivinas la media de edad de la mayoría de ellos? Es una locura mantener en circulación esas bombas de relojería como muy bien has descrito. Estamos jugando con nuestras vidas y con la de los que nos rodean.

    ResponderEliminar
  2. Ocurre exactamente lo mismo con los Psicotécnicos del carnet de conducir e incluso licencias de caza, que sumado a lo que cuentas...
    Pero vamos que esta de moda que nada sea público, el dinero es lo que manda...

    ResponderEliminar
  3. ¿por que en unas provincias la ITV cuesta 46€ y en la de al lado 33€? Un conocido le pidió a un amigo las ruedas para pasar la ITV, luego las volvieron a cambiar y punto......

    ResponderEliminar