domingo, 29 de junio de 2014

Lo que defraudas tú...

La Agencia Tributaria ha lanzado una nueva campaña publicitaria bajo el eslogan: "Lo que defraudas tú, lo pagamos todos". Trata la campaña de concienciar a la sociedad de la necesidad de colaborar entre todos para sostener el Estado de BienestarPor cierto, que alguien le diga a los señores de Hacienda que cuando se dirijan a mí, no me tuteen. En dicha campaña podemos ver a una señora que pide al mecánico que no le cobre el IVA, y en otro un señor le explica a otra señora que al presentar su declaración ha hecho "unas trampillas", con el único fin de pagar menos impuestos... Posteriormente, aparece el Pepito Grillo de turno advirtiendo, con cierto tono paternalista dicho sea de paso, que gracias a que pagamos todos, tenemos universidades, colegios, hospitales... 

Lo malo quizá, es que después de la publicidad, vienen las noticias. Y ¿qué aparece? Un Gobierno apresurado para aforar al Rey saliente, ante —según informa la BBC— las posibles demandas de paternidad que se le vienen encima. Un yerno real imputado por malversación, prevaricación, falsedad documental, y tráfico de influencias. Hay Eurodiputados que participan en una SICAV —que no es otra cosa que un invento de los ricos para no pagar impuestos —cofinanciada por la propia Unión Europea. Partidos políticos con caja B. Ex ministra y vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI) que debe dimitir por estar imputada en un delito contra la Hacienda Pública y que cobrará 10 000 euros al mes hasta los 65 años y después tendrá una pensión vitalicia. Responsables municipales, autonómicos y nacionales a los que han pillado metiendo la manita donde no debían. Futbolistas multimillonarios acusados por defraudar millones a la Hacienda Pública... ¿Seguimos, o no hace falta?

Entonces ¿soy yo, que estoy en el paro, y mi mujer mileurista, con dos hijos, una hipoteca y miles de gastos cotidianos los encargados de mantener el Estado de Bienestar? Señores de Hacienda: Yo soy honesto y no defraudo al fisco porque así me lo enseñaron mis padres a pesar de las dificultades que puedan llegar en la vida. Ahora, ahórrense miles de euros en campañas publicitarias y contraten a inspectores serios que persigan el fraude a las grandes empresas y fortunas, que son quienes realmente defraudan. Y a los demás, déjennos en paz.

Piensen.
Sean buenos.

La canción regalo de hoy es Mysterious ways: Si quieres besar el cielo, primero aprende a arrodillarte. Disfruten. Es U2.




5 comentarios:

  1. Tranquilo que eso no lo harán, el sistema está montado así, cuando la gente salga de Matrix se dará cuenta.

    La justicia es igual para todos

    ResponderEliminar
  2. y yo no creo que la justicia sea igual para todos, aquí en mi país..se juzga con varas diferentes...segun el poder.... terrible

    ResponderEliminar
  3. Lo triste es que tienes toda la razón, no lo harán porque los perjudicados no serían más que ellos mismos...

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por tu artículo

    ResponderEliminar
  5. Que razon tienes... y es tan obvio

    ResponderEliminar