lunes, 9 de julio de 2012

¡Viva San Fermín!

Solo los más despistados ignoran que el patrón de Pamplona es san Saturnino. También los ignaros desconocen que la festividad de san Fermín, en realidad patrón de Navarra, se celebra el 10 de octubre. En 1591 el ayuntamiento de Pamplona solicitó al obispado, debido a las inclemencias del tiempo, el cambio al 7 de julio, manteniéndose así la fecha hasta la actualidad. La festividad es internacionalmente conocida, gracias, entre otras cosas a la difusión que le dió Ernest Hemingway a través de su libro "Fiesta".

Entre las muchas actividades de estos días, están los encierros, en los que a través de casi 850 metros, los mozos llevan los toros hasta la plaza. Son muchos los que se colocan delante de los astados llevados por la diversión, la adrenalina, e incluso por el abuso de alcohol. Evidentemente, todos los años hay varios heridos e incluso algún muerto.

Quien corre delante de un toro de 500 kilos, ya sabe a lo que se atiene. Lo mínimo que puede ocurrirle es que el toro le golpee y tenga varias contusiones. No creo que todos debamos, con nuestros impuestos, pagar las imprudencias de los descerebrados y de los beodos. En esta época de crisis y de recortes, deberíamos optimizar los recursos. Si quien cometiera una imprudencia lo pagara, les aseguro que disminuirían las desgracias. No quiero suspender los encierros, nada más lejos de mi intención, sino responsabilizar, a los que cometen imprudencias, de sus actos.

Piensen.
Sean buenos.

1 comentario:

  1. Más claro... Ni el agua. Totalmente de acuerdo.

    ResponderEliminar